¿Cómo elegir Máster? Preguntas claves para no equivocarte.

por | Mar 17, 2022 | 0 Comentarios

Hoy queremos orientaros sobre la que creemos que debería ser vuestra primera indagación a la hora de elegir Máster para continuar vuestra formación, sea el nuestro el que te interese u otro cualquiera. Esta información puedes pasarla también a tu primo ingeniero y a tu hermana fisioterapeuta.

Desde que hemos publicado la información de los programas ofertados para el curso 22/23, todos los días recibimos solicitudes de información y, en general, las dudas que plateáis son similares.

Una de ellas es la oficialidad de nuestros programas.

Nuestros programas máster no son oficiales. Son propios. Esto significa que los impartimos y acreditamos como centro privado no afiliado a una institución universitaria.

Nos llama la atención que a veces ya no hay más preguntas siguiendo a ésta. Como si la oficialidad o la no oficialidad lo dijeran todo a la hora de elegir Máster.

Hay claramente bastante lío con este tema. A ver si podemos desenredarlo.

La oficialidad como criterio para elegir Máster

Cuando tienes intención de hacer carrera académica y dedicarte a la docencia, el doctorado tiene peso. Es buena idea hacerlo porque ganas puntos sobre otras personas que opten a ese puesto y que no sean doctores.

Si tu deseo es dedicarte a la investigación, un doctorado (bien hecho) te da unas bases científicas y una suficiencia investigadora que te pone en buen camino para seguir por ahí.

Sin embargo, si lo que quieres es dedicarte a la clínica, hacer el doctorado por el gusto personal de profundizar en un campo de tu interés con el que después puedas contribuir a la calidad de vida de las personas, es genial. Pero no es imprescindible para tu ejercicio diario ni para competir en una entrevista de trabajo.

Nuestros alumnos de máster vienen principalmente porque quieren mejorar sus competencias clínicas. Quieren salir del comercio de óptica y acceder a equipos de cuidados visuales/ oculares en clínicas oftalmológicas u hospitales.

Que un % importante de ellos acceda a estos puestos significa que las competencias que damos están alineadas con lo que necesitan estas empresas. El % de “bostonianos” que están bien situados es muy superior al % de la población total de Ópticos-Optometristas de este país que participa de esos puestos. Y los otros no lo sabemos, pero los nuestros están ahí sin oficialidad. Algunos se doctoran después por gusto, por nervio personal, pero nadie les exige esta formación ni les supone una limitación para desarrollar la profesión en el entorno que han elegido.

¿Quién quieres ser y qué quieres saber hacer?

En la sanidad pública el doctorado da puntos, sí. Pero hay muchos aspectos que puntúan en esa baremación y al final, hay una entrevista en la que interesa qué eres capaz de hacer. ¿Por qué tú y no otra persona? ¿Por los créditos de doctorado? La mayoría de los médicos no son doctores. ¿Qué fiebre nos ha dado de repente en esta profesión para querer ser todos doctores?

Quienes están trabajando en clínicas no entran por tener 60 créditos ECTS de oficialidad en cualquier plan de estudios. Han acreditado competencias, no títulos. ¿Qué sabes hacer? Eso es lo importante.

60 créditos ECTS son 1.500 horas de aprendizaje, incluyendo el tiempo dirigido y trabajado con un profesor, y el tiempo de trabajo personal que realiza el alumno con el material de estudio e indagando en las materias impartidas.

Es una barbaridad de tiempo. ¿Cómo quieres emplearlo? Es más, ¿quieres aprovecharlas bien o solo quieres llegar a junio y tener un título que apuntar en el CV? Porque tristemente hay quien quiere solo esto.

La primera pregunta que necesitas hacerte es: ¿cómo quiero avanzar en mi carrera profesional y qué competencias necesito y deseo tener?

Teniendo eso claro, la primera pregunta que debes hacerte cuando tengas delante la información de un máster es: ¿qué competencias puedo alcanzar con este programa?

¿Cuadran esas competencias con tus intereses?

¿Cómo te sientes tras tus años de Grado?

Nosotros entendemos que en la escuela os dan caña con la oficialidad. Es normal, porque eso les beneficia para llenar sus programas de postgrado.

A mí me gustaría que el Ministerio de Educación oyera lo que nos dicen los alumnos el primer día de clase, año tras año. Antes, tras 3 años de Diplomatura, decían no sentirse bien formados. Ahora, tras 4 años de Grado, los comentarios son idénticos pero con un agravante: han pasado por prácticas y temen haberse equivocado de carrera. No se sienten con confianza ni para graduar o adaptar lentes de contacto, pero es que además, ¡no han logrado transmitiles pasión lo que han estudiado! Ya están huyendo de la óptica sin haber empezado a trabajar en una.

¿Te sientes así?

Si te sientes así, hazte solo una pregunta más antes de elegir Máster: si en tu universidad, institución oficial, sientes que no te han formado bien tras 4 años de presencialidad, ¿esperas que lo remedien en un año de máster? Si crees que sí… ¿entonces todo lo anterior qué ha sido? ¿Tienen el conocimiento y no quieren darlo? ¿Por qué esperan al máster para darte competencias reales?

Evidentemente, este correo es un poco disruptivo con el discurso Oficial de conformidad y esa coletilla tan frecuente de “os estamos formando al más alto nivel”.

La realidad es que, si te formas con nosotros, te faltarán 60 ECTS oficiales, pero tu formación será tan disruptiva como este post. En el CBO aprovechan y crecen los que quieren sacar los pies del plato. Los que son críticos y se cuestionan. Los que ya se huelen que en la Optometría hay más de lo que nos cuentan en la escuela de Óptica.

Porque hay MUCHO más, pero ese no es el discurso Oficial. Eso es lo que no quieren que sepas.

About Sofía Ruiz

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.