¿Por qué necesitas un máster con presencialidad?

alumnos-cbo-prácticas

Una de las preguntas que más nos hacéis cuando pedís información sobre nuestro máster en modalidad semipresencial es la siguiente: “¿es imprescindible acudir a los encuentros presenciales?”. La respuesta es sí.

Queremos explicarte por qué mantenemos esta modalidad en un momento de proliferación de programas 100% online y por qué no tenemos intención de irnos al otro bando.

Es una realidad que cada vez sois más los que buscáis un título de máster 100% online. Comprensible, pues la tecnología avanza rápido en proporcionarnos herramientas de interacción digital más prácticas y manejables. Pero ¿es esto adecuado para todas las situaciones?

En una institución que escucha, siempre que nos lanzáis una pregunta, ocurren dos cosas: (1) hay una reacción al exterior que es responderos; (2) hay un debate interno en el que evaluamos si podemos dar respuesta a esa demanda y cómo ajustar nuestros programas formativos. Y en este estudio interno surgen varias preguntas que queremos compartir contigo.

¿Cómo podemos aprovechar los avances tecnológicos para mejorar el programa semipresencial?

Nuestra respuesta aquí es “mejorando la interacción en los momentos no presenciales”. El programa semipresencial ahora incluye clases online, no solo porque mola y es moderno y una propuesta que “engancha”, sino porque:

  • Provee una mejor interacción profesor-alumno.
  • Amplía el tiempo de contacto, de diálogo, de intercambio con el profesorado.
  • Facilita la adquisición de conocimientos.
  • Nos permite dedicar más horas presenciales al aprendizaje de procedimientos clínicos.

Las principales diferencias entre nuestros programas “presencial” y “semipresencial” eran:

  • Menor tiempo de contacto entre alumnos y profesorado.
  • Necesidad de recortar temario en algunos módulos de estudio, por falta de tiempo.
  • Menor tiempo de dedicación a prácticas de procedimientos con la dificultad que eso suponía para adquirir competencias.
  • La realización de prácticas internas en el Centro Boston de Optometría, centros de salud y hospitales de la Comunidad de Madrid.

Lo último no es solventable, todo lo demás ahora sí.

La situación vivida con la COVID-19 nos ha lanzado de forma forzosa al mundo online, y la experiencia ha sido satisfactoria. Así que hemos reelaborado todo el programa semipresencial para dar cabida a estas herramientas que están mejorando mucho el aprendizaje de nuestros alumnos de este año.

¿Por qué no un programa 100% online?

Por una sencilla razón: no funciona.

Esto no es un Máster en Historia Contemporánea de España, ni en Derecho Fiscal. Es un máster en Optometría Clínica y Hospitalaria. Estamos hablando de sanidad.

Vuelvo a la situación vivida con la COVID-19. Cuando se anunció que las ópticas podrían seguir abiertas, la respuesta del sector fue tremenda en las redes sociales. “¿En qué quedamos, somos sanitarios o no?”, “Somos sanitarios según conviene”. Bien, pues te vuelvo a lanzar la pregunta: ¿Somos sanitarios o no?

¿Puede un sanitario formarse online? ¿De veras creemos esto? Aquí hay mucho interés económico, mucha pereza, muchas ganas de un título fácil y poca reflexión.

¿Para qué estudiaste Óptica y Optometría? Puedes tener un perfil comercial o clínico. Esas son las dos variantes. No hay más. El 95% de los alumnos que recibimos en el CBO quieren salir del comercio. Quieren trabajar en un ámbito sanitario. Quieren ser sanitarios.

¿Puede un sanitario formarse online? ¿De veras creemos esto? Sí. Sé que repito preguntas, pero es que quiero que te sientes y lo pienses.

NUNCA serás un buen Optometrista si no manejas la retinoscopía y la biomicroscopía. Evidentemente hay más cosas que aprender. Pero solo tomando esas dos, ya tienes tu respuesta.

Alumnos en prácticas en el CBO

¿Puedes aprender retinoscopía online? ¿Puedes aprender biomicroscopía online? No. ¿Sirve ver un vídeo de alguien haciendo estos procedimientos y tratar de emularlo en tu práctica diaria? No. Necesitas alguien al lado que sepa hacerlo, que te ayude a ver, que te ayude a interpretar. Y no en grupos masivos. Uno a uno. Una vez y otra vez. Y repetimos. Y corregimos. Y otra vez volvemos a hacerlo. Hasta que sueñes con ello.

¿Puede una práctica de procedimientos ser opcional?

De nuevo la respuesta es NO. Si te damos la opción de no venir, no vendrás. Y nosotros podríamos pensar: “pues mejor, menos trabajo”. Pero esto… ¿se trata de ti o de nosotros? Pues primero se trata de tus pacientes. Y después de ti y después de nosotros. En ese orden.

¿Te matriculas en un máster por tener un título o por transformar tu profesión? ¿Te matriculas en un máster para conseguir un mejor horario o para ayudar mejor a los pacientes con los que interactuarás a diario?

Un sanitario debe tener vocación de servicio. Y esto aplica igual si te dedicas a la neurocirugía, si eres auxiliar de odontología o si adaptas lentes de contacto. Algunos han criticado nuestros programas por exigentes: “es mucha materia, están locos”, “te vas a agobiar estudiando”, “puedes suspender”. La verdad es que estas críticas que corren por algunos foros siempre nos han sonado a halagos. Es la publicidad que más nos gusta. Somos exigentes, claro que sí. No regalamos títulos, claro que no. No ofertamos un máster 100% online porque nos daría dinero, pero no os daría competencias. Y mira, todo se basa en esto. En ser competente.

La realidad del mercado de trabajo español

¿Sabes que España es el país europeo con más titulitis? Nos gusta conseguir títulos, pero no nos importa mucho lo que aprendemos con ellos.

Que tenemos la tasa de paro más alta de Europa, lo sabes. Quizás te sorprenda saber que el 60% de las empresas españolas necesitaron cubrir puestos el pasado año y se quejan de la dificultad para encontrar empleados competentes.

¿Cómo se explica esto? Pues fácil. Existe algo que se llama “horizontal skills mismatch” que es la falta de emparejamiento entre las competencias adquiridas en los estudios y las competencias que reclama el mercado de trabajo y la sociedad. En resumen significa que nos forman mal. Que la universidad va lenta adecuando programas a la realidad social y económica. Que los planes de estudio se ajustan al profesorado disponible y no a lo que a ti te va a ayudar en tu futuro.

Entonces, ¿quieres seguir repitiendo lo que te venden como un loro o nos sentamos a pensar cómo se forma un sanitario?

Necesitas una base teórica, necesitas aprender unos procedimientos prácticos, necesitas saber integrar datos, necesitas un instructor que ejerza con pacientes reales y pueda mostrarte las claves para tu práctica, que sepa dónde falláis más, que pueda darte ejemplos, comentarte casos, etc. Ya no un profesor. Un mentor. Otra palabra de moda. No necesitas que te den apuntes para empollarlos. Necesitas que te enseñen un método de razonamiento y trabajo.

Cuando elijas formación pregúntate: ¿qué me preparará mejor como profesional capaz de ayudar a las personas? ¿Qué necesito saber hacer?

¿Enfriamos la relación o seguimos metiéndote el dedo en el ojo?

Llegados a este punto, entenderás que solo podemos hacer dos cosas:

  1. Inventarnos un Máster 100% online, darte material teórico, pasarte un test que puedas repetir infinitamente a base de ensayo-error hasta que lo apruebes (alucinante, pero es el método en muchos sitios) y darte un título por haber dedicado tu tiempo a leer. Cuando llegue un paciente con la queja de la página 76 y no sepas integrar datos, realizar los procedimientos adecuados, etc., pensarás que te sigue faltando formación y buscarás un curso de fin de semana… y así, como un hámster dando vueltas en una rueda sin fin, que no transforma tu profesión.
  2. Te seguimos metiendo el dedo en el ojo. Es decir: te incomodamos porque te pedimos que te esfuerces, te hacemos pensar y no solo leer, te exigimos un nivel con evaluaciones, te enseñamos procedimientos y te corregimos 30 veces, te ponemos del revés tus diagnósticos para reconstruirlos y que no la líes la próxima vez, y te damos un título por parecerte más a un optometrista sajón en la práctica y no solo en el título.

La opción 2 seguirá dándonos menos alumnos, más críticas por exigentes y menos dinero, pero dormiremos bien por las noches. Porque en esto creemos, en lo otro no. Así que sí, tienes que venir a los encuentros presenciales.

Publicado por Sofía Ruiz

Coordinadora de programas docentes en Centro Boston de Optometría

Un comentario en “¿Por qué necesitas un máster con presencialidad?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: