Astigmatismo: un gran infravalorado (IV)

Cuarta entrega de esta (antes)-trilogía, y es que el astigmatismo da para un libro… o dos. Si no has leído ninguna de las entregas anteriores, te recomiendo que lo hagas y empieces a tomar este defacto refractivo en mayor estima de lo que hasta ahora lo hacías.

astigmatism_vision_simulation

Porque muchos profesionales de la visión lo prescriben mal, y tú lo vas a hacer bien, deberías pinchar aquí. Porque sabes que la agudeza visual es importante pero no lo es todo, pincharás acá. Y porque sabes que el astigmatismo puede ser muy ambliogénico en niños o muy fastidioso en mayores con cataratas corticales, pincharás ¡equilicuá!.

Bien, avanzado todo ese camino anterior, voy a hacerte una pregunta: ¿cómo de seguro te sientes a la hora de pedir las lentes de contacto tóricas de tu paciente, cuando en la sobrerefracción obtienes:

  1. una sobrerefracción astigmática, con el eje al mismo sentido que el de la lente de contacto.
  2. una sobrerefracción astigmática, con el eje en el eje contrario al de la lente de contacto.
  3. una sobrerefracción astigmática, con un eje que nada tiene que ver ni con el de la lente de contacto, ni con el contrario.

Que solo hagas sobrerefracción esférica no es una respuesta válida.

Probablemente te sientas cómodo si te sale el eje al mismo sentido que el de la LC. Algo tipo:

Lente de +1.50 -1.75 x 90˚

SRx de -0.50 -0.50 x 90˚

Lo que nos dice esto es que la lente está estable, no ha girado, pero la potencia de la lente no es la adecuada. Ajustamos en el pedido de la lente definitiva, simplemente sumando potencias: +1.00 -2.25 x 90˚aligned-300x259

Podemos esperar que la lente del supuesto 2 (eje de la sobrerefracción a 90˚ del eje de la lente), esté igual de bien colocada que en el caso anterior. Es decir, si para la lente del caso anterior, obtenemos una SRx de -0.50 -0.50 x 180˚, seguimos dentro de los ejes principales. Solo tenemos que hacer la transpuesta de esa fórmula para que todo nos suene mejor: -1.00 +0.50 x 90˚. Teniendo esto, habremos vuelto a un supuesto tipo 1 y sumamos potencias. Nuestra lente definitiva será de +0.50 -1.25 x 90˚.

¿Qué pasa si las lentes se giran? Que vamos a encontrarnos con ejes oblicuos que pueden no tener nada que ver con el cilindro del paciente ni con el de la lente. Para ayudarte a controlar estos casos te dejamos dos reglas que se van a convertir en grandes aliadas de tus adaptaciones de LC tóricas.

Regla del giro de 15˚

Siempre que una lente se gira, va a dar lugar a la aparición de astigmatismos con los que no sabremos qué hacer. Tenemos un paciente con cilindro corneal, interno, con una lente tórica girada… todo en una coctelera y sale un astigmatismo resultante que tenemos que saber interpretar.

Por fortuna, cuando las lentes se giran 15˚, por norma inducen un cilindro de la mitad del que tiene la lente y una esfera de la mitad de ese nuevo cilindro, pero en signo contrario. Por ejemplo, si la lente de nuestro primer ejemplo (+1.50 -1.75 x 90˚) se gira 15˚ la sobrerefracción que esperamos es +0.50 -1.00 x (eje-raro).

*La mitad del cilindro sería 0.88 pero por razones obvias… redondeamos. Saldría 0.75 o 1.00 aprox.

Todo lo que difiera la esfera de nuestra “esfera esperada”, nos muestra el ajuste que tenemos que hacer en la lente definitiva. Así, si en lugar de la SRx esperada nos sale: +1.25 -1.00 x (eje-raro), la lente definitiva debe ser:

+2.25 (porque nos sale una esfera 0.75 más positiva de lo esperado) -1.75 x (eje ajustado con la regla DRIS)

Regla del giro de 30˚

Si la lente de nuestro ejemplo se girara 30˚, podríamos esperar en la SRx un cilindro de la misma potencia que el de la LC y una esfera positiva de la mitad de este nuevo cilindro. Así, esperaríamos: +1.00 -1.75 x 90˚.

Al igual que para el giro de 15˚, todo lo que difiera de esta SRx “ideal”, es lo que deberiamos ajustar al pedir la LC definitiva. Sin embargo, ante un giro mayor a 15-20˚, es difícil esperar que esa lente vaya a tener un comportamiento estable y es más aconsejable que cambies de material.


retnicholai

Hacer retinoscopía tras la adaptación o en las visitas de seguimiento y conocer estas reglas, te ahorrará tiempo y facilitará tu juicio clínico respecto a la adaptación del paciente.

Dirás que el giro lo puedes ver con la lámpara de hendidura… sí pero no sabrás interpretar  muchos casos hasta que no hagas retinoscopía y obtengas estos datos. ¿Estás ante una LC inestable, que ha rotado y que hay que “arreglar”? ¿Estás ante una LC estable que tiene esa posición aparentemente girada y que no debes tocar? ¿Se ha puesto tu paciente las LC cambiadas de lado? ¿O esa SRx es producto del giro anómalo de sus LC?

Un vistazo con el retinoscopio y en 2 minutos tienes un diagnóstico mucho más fiable del que te darán 20 minutos de mareo y pruebas.

¿Te animas a probar?

Prometo quinta entrega sobre este gran infravalorado, el astigmatismo.

One Reply to “Astigmatismo: un gran infravalorado (IV)”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: